FAMILIA Y AGRICULTURA

Publicado por: Berenice Díaz Montejo, el día 2019-04-08, a las 18:39:27

POR ELISABETH CASANOVA GARCÍA / JORGE QUIROZ VALIENTE 1 UPCH / 2 INIFAP-TABASCO
AGRO REGIÓN

La familia está definida como un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas (Real Academia Española, 2016). En cualquiera de los casos, la familia tiene una misión proveedora y protectora de sus miembros, en especial de los más pequeños. De ahí que la familia y la agricultura tengan desde los primeros asentamientos humanos, una relación tan estrecha.

Ciertamente hasta que el ser humano descubre la agricultura es que se pue- de establecer y agrupar. Es a partir de estos hechos que la familia se organiza para realizar las diversas tareas que implica la vida en conjunto. La repartición de responsabilidades, la jerarquía, la asignación de tareas son algunos de los acuerdos que se dan en este tipo de organización.

La familia es la unidad básica de la sociedad, de tal manera que podemos afirmar que sin familia no hay sociedad. El grupo familiar tiene a su cargo satisfacer una serie de necesidades básicas para la comunidad. La familia no sólo juega un papel importante en la procreación, la socialización y la trasmisión de la cultura las nuevas generaciones, sino también en la vida económica al constituir una unidad de consumo y en ocasiones también de producción (Cobos et al., 2012).

En el caso de la agricultura familiar, también son múltiples las definiciones, como múltiples son los debates sobre “qué es agricultura familiar y que no es agricultura familiar”. Según el Foro Nacional de la Agricultura Familiar, desarrollado en Mendoza, Argentina en el año 2006, la Agricultura Familiar “es un tipo de producción donde la Unidad Doméstica y la Unidad Productiva están físicamente integradas, la agricultura es la principal ocupación y fuente de ingreso del núcleo familiar, la familia aporta la fracción predominante de la fuerza de trabajo utilizada en la explotación, y la producción se dirige al autoconsumo y al mercado conjuntamente” (Huerga, 2012).

La agricultura familiar incluye todas las actividades agrícolas de base familiar y está relacionada con varios ámbitos del desarrollo rural. La agricultura familiar es una forma de clasificar la producción agrícola, forestal, pesquera, pastoril y acuícola gestionada y operada por una familia y que depende principalmente de la mano de obra familiar, incluyendo tanto a mujeres como a hombres.

Tanto en países en desarrollo como en países desarrollados, la agricultura familiar es la forma predominante de agricultura en la producción de alimentos.

A nivel nacional hay varios factores clave para un desarrollo exitoso de la agricultura familiar, como las condiciones agroecológicas y las características territoriales, el entorno normativo, el acceso a los mercados, el acceso a la tierra y a los recursos naturales, el acceso a la tecnología y a los servicios de extensión, el acceso a la financiación, las condiciones demográficas, económicas y socioculturales, o la disponibilidad de educación especializada, entre otros. La agricultura familiar tiene un importante papel socioeconómico, ambiental y cultural (FAO, 2014).

La agricultura a pequeña escala, como es el caso de los traspatios, huertos familiares, etc. tiene sus bases en la agricultura tradicional, donde el trabajo se reparte entre los miembros de la familia, la producción es de autoconsumo y en algunos casos para venta directa.

La agricultura familiar fomenta la interacción agricultura-ganadería, es una estrategia de sobrevivencia esencial que les ha permitido diversificar las fuentes de ingresos y alimentación, disponer de abono orgánico, contar con fuerza de tracción animal y reciclar los desechos orgánicos que genera la familia campesina. Finalmente, su persistencia se debe a que son sistemas agrícolas sustentables porque su diseño se halla inspirado en la biología (Vincent et al., 2006).

La unidad económica campesina es una empresa en la cual empresario y trabajador se combinan en una sola persona, no obstante, el balance entre económico de la familia campesina es la subsistencia (CHAYANOV, 1974). El campesinado actual es una clase de productores rurales que desempeñan diversas tareas productivas: la producción, recolección y extracción de productos naturales, transformación de bienes y la venta de fuerza de trabajo (Warman, 1980).

La diversificación de los campesinos, es indispensable para preservar el modo de vida campesino, para enfrentar el riesgo y la incertidumbre o para adaptarse al crecimiento económico moderno.

Para identificar la economía campesina, se considera pertinente dar cuenta de las siguientes siete dimensiones:

1. Escala y base tecnológica
2. Lógica económica: reproducción simple vs. acumulación
3. Grado de integración al mercado
4. Separabilidad o no entre las decisiones de producción y consumo
5. Relaciones comunales
6. Estrategias de diversificación y niveles de aversión al riesgo y a la incertidumbre
7. Niveles de subordinación

Es importante mencionar que no son en lo absoluto excluyentes, sino ignoran y ocultan la importancia del conocimiento campesino, y el manejo de recursos naturales y sistemas tradicionales de producción agropecuaria, que, existe una estrecha relación entre ellas.

Las políticas internacionales y las normas de producción occidental tampoco consideran las estrategias propias de los campesinos para asegurar la multiplicación de la especie y garantizar una coevolución entre la sociedad y la naturaleza, lo que actualmente trata de estudiar el paradigma agroecológico (Tapia, 2002).

El objetivo de la producción de la Unidad Económica Campesina es la satisfacción de necesidades, no es la maximización de la tasa de ganancia. Cuanto más duro es el trabajo, comparado con la remuneración, más bajo es el nivel de bienestar en el cual la familia campesina deja de trabajar. El grado de autoexplotación de la fuerza de trabajo se establece por la relación entre la medida de la satisfacción de las necesidades y la del peso del trabajo.

El grado de fatiga que responde a la adquisición de un peso adicional es más que proporcional al esfuerzo que hace el trabajador por adquirirlo.

Respecto a la organización de la UEC, Chayanov considera que es posible determinar la relación técnica más apta entre factores de producción para determinar el tamaño adecuado de la UEC, reducir al máximo sus costos de producción y, lograr los más altos ingresos.

La única diferencia que ve Chayanov respecto a la organización de cualquier sistema de producción es que la fuerza de trabajo es un factor fijo, porque depende de la composición familiar, no puede aumentarse o disminuirse a voluntad. Así los demás medios productivos se ordenarán alrededor de la fuerza de trabajo.

literatura citada ¥ cobos, G. r., Martín, s. M. t. Y hernández león, M. h. (2012). IntroduccIón a las cIencIas socIales I. México, d.F.: edito- rial porrúa. ¥ chaYanoV, a. l. (1974). orga- nIzacIón de la unIdad económI- ca. campesIna. buenos aires, ed. nueVa Visión. Fao. (2014). BuIldIng a common vIsIon for sustaInaBle food and agrIculture prIncIples and approacHes roma, ItalIa: fao. ¥ huerGa, i. r. (2012). laagrIcul- tura famIlIar. un sustento para la vIda de la famIlIa en el campo. in inta (ed.), inFointa santa Fe sur (Vol. 1): inta. ¥ real acadeMia española. (2016). dIccIonarIo de la lengua española. retrieVed FroM http://dle.rae. es/?w=diccionario ¥ tapia, n. (2002). agroecología yagrIcultura campesIna soste- nIBle en los andes BolIvIanos: el caso del ayllu majasaya mujllI, departamento de cocHaBamBa: plural edItores. ¥ Vincent, J. F., boGatYreVa, o. a., boGatYreV, n. r., bowYer, a. Y pahl, a.-K. (2006). BIomImetIcs: Its practIce and tHeory. journal of tHe royal socIety Interface, 3(9), 471-482. warMan, a. (1980). las clases rurales en méxIco. ensayo soBre el campesInado en méxIco