Enfermedades más comunes en el CULTIVO DE TILAPIA

img

Biol. Fidel Jesús Ramírez, Biol. Karina Castillo Pérez, Dr. Carlos Alfonso Álvarez González, M.C. Arkady Uscanga Martínez, M.C. Gabriel Márquez Couturier.

UNIVERSIDAD JUÁREZ AUTONOMA DE TABASCO, DIVISIÓN ACADEMICA DE CIENCIAS BIOLÓGICAS.

E-mail: alvarez_alfonso@hotmail.com

AGRO REGIÓN

La sanidad acuícola es el conjunto de normas y prácticas que cualquier acuicultor debe conocer y aplicar en la prevención, diagnóstico y control de las enfermedades que afectan a los organismos acuáticos en las distintas etapas de cultivo. La prevención de enfermedades en tilapias requiere de mantener en alerta el sistema inmunológico y de minimizar los factores estresantes que afectan la capacidad de respuesta ante los patógenos. El sistema inmunológico se mantiene activado cuando suministramos una alimentación balanceada adecuada, por lo que debemos alimentar las tilapias siempre con dietas de alta calidad nutricional (proteína, lípidos, carbohidratos, vitaminas y minerales), que además pueden contener suplementos alimenticios que funcionan como prebióticos mejorando la salud de los peces ante la amenaza de los patógenos.

Los agentes estresantes están asociados con la intensificación del cultivo, sembrar en alta densidad significa que debemos tecnificar nuestra granja para brindar las mejores condiciones en la calidad del agua, fundamentalmente debemos mantener niveles óptimos de oxígeno disuelto, bajas concentraciones de sustancias toxicas nitrogenadas que provienen de excreciones de los mismos peces, tales como el amonio, nitritos y nitratos. Los excedentes de alimento y las heces fecales de las tilapias se convierten en materia orgánica que servirán de sustrato para las bacterias, debemos realizar recambios de agua periódicos o manejar sistemas de alta eliminación de sustancias para disminuir los riesgos de un crecimiento exponencial de patógenos. En Tabasco, el engorde de la mojarra tilapia se realiza en estanques de tierra, jagüeyes, jaulas y estanques circulares de geomembrana, en todos los casos se requiere realizar actividades de mantenimiento y limpieza en la infraestructura y recambios del agua para mantener condiciones favorables para el crecimiento de los peces. La tecnificación empleando equipos de bombeo de agua y suministro de aire, ayudan a mantener las condiciones de calidad en los sistemas de cultivo recomendadas de acuerdo al nivel de intensificación.

Las enfermedades más comunes que se presentan cuando no cumplimos las normas sanitarias mínimas establecidas en el cultivo de la mojarra tilapia son variadas y pueden llegar a ser críticas al grado de provocar pérdidas millonarias de los cultivos. Debemos recordar que los patógenos siempre están presentes en los sistemas de cultivo y en los peces mismos, los cuales aprovechan ciertas condiciones favorables para aumentar sus poblaciones exponencialmente en corto tiempo y se manifiestan causando un lento crecimiento, lesiones leves, heridas severas o en el peor de los casos la muerte de los peces. Las enfermedades por patógenos son una de las causas que limitan la producción acuícola, los principales agentes de infección conocidos son: bacterias, hongos y parásitos externos e internos. No deben confundirse las enfermedades causadas por patógenos con las nutricionales causadas por la utilización de un alimento de mala calidad o malas prácticas de manejo de los peces.

Enfermedades por bacterias: Las bacterias causan graves pérdidas en el cultivo de peces y se han considerado como los patógenos más importantes, causando enfermedades crónicas que pueden convertirse en agudas, las mortalidades ocasionadas por estas son frecuentemente asociadas con el estrés, condición que aprovechan para infectar desarrollarse masivamente en los peces. Patógenos bacterianos: Aeromonas, Pseudomonas, Coryriebacterium, Vibrio, Flexibacteria, Cytophaga, Mycobacteriom y Nocardia. Síntomas: Las enfermedades bacterianas en los peces, pueden ser observadas en órganos internos como el hígado, corazón, en fluidos corporales como la sangre, en estructuras con funciones vitales como las branquias y en tejidos de soporte como el músculo. Externamente se manifiestan en la piel, escamas, aletas, ojos, huesos y membranas. Por ejemplo; ojos nubosos, ojos saltones, aletas con áreas rojas con capilares sanguíneos sangrantes, ulceras en la piel. Las infecciones bacterianas se expanden rápidamente por lo que deben ser tratadas inmediatamente. Tratamiento: Acriflavina, Nitrofurans, Oxytetracycline, Kanamicina, Cloranphenicol, Sulfamidas, sal marina, entre otras. Principalmente, se suministran adicionándolas en el alimento.

Enfermedades por hongos: Los hongos acuáticos son organismos saprófitos facultativos por naturaleza y si en algún momento se convierten en parásitos patógenos, lo hacen alimentándose de tejidos previamente destruidos o dañados por otras causas (lastimaduras, lesiones por ectoparásitos o bacterias, perdida de la mucosa de los peces por manipulación excesiva o uso de artes de pesca de enmalle). Hongos patógenos: Los más importantes están representados por los géneros: Saprolegnia, Achyla Ichthyophonus, Branchiomyces y Dermocystidium. Síntomas: Los hongos se identifican como una gran masa algodonosa para el caso de la Saprolegnia y largos filamentos como delgadas hebras de lana, cuando se trata de Achyla; que crece en las aletas, piel y ojos. Para el caso de Branchiomyces, se manifiesta como necrosis en las branquias. Las infecciones por hongos por lo general son una infección secundaria, invadiendo el tejido alrededor del daño causado por parásitos o bacterias. Tratamiento: Acriflavina, azul de metileno, sal, formalina. Aplicación como baño, tópica, o en el estanque.

Enfermedades por parásitos: La Tilapia puede albergar a una amplia variedad de parásitos internos y externos, de los cuales podemos destacar los siguientes. Parásitos patógenos: Protozoarios unicelulares (Tripanosoma, Costia y Oodinium), ectoparásitos (Ichthyophthirius, Chilodenella, Tricodina y Zootamium). Trematodos, Nemátodos, Acantocéfalos, Cestodos, Crustáceos parásitos (Ergasilus sp., Lernea sp. Achteres sp. y Argulus sp. Síntomas: Puntos blancos en cuerpo o aletas preferentemente, ulceras, lesiones branquiales, nado errático, adelgazamiento de pez entre otros. Tratamiento: El formol (formaldehido al 40%), compuestos organofosforados por ejemplo Masoten o Neguvon (triclorfón). Bromex (dimetil 1,3-dibromo-2,2 dicloroetil fosfato), estos deben aplicarse mediante baños de inmersión. Estos tratamientos son efectivos, pero, debido al desconocimiento de la biodegradabilidad de los organofosforados su empleo está restringido. Es importante puntualizar que las enfermedades son el producto de un mal manejo de las técnicas en el cultivo, debemos trabajar con buenas prácticas en esta especie cuando intensifiquemos su cultivo. Solicitar el apoyo de especialistas y elaborar un plan de prevención, control y aplicación de medidas correctivas si fuera necesario.

 

Fuente:  Revista Agro Región. Diciembre 2007. Edición 10.