TOXOPLASMOSIS EN OVINOS Y CAPRINOS.

img

TOXOPLASMOSIS EN OVINOS Y CAPRINOS

La Toxoplamosis es la enfermedades que produce abortos en ovinos y caprinos y constituye una zoonosis, porque se contagia a las personas pudiendo producir lesiones en el sistema nervioso y reproductivo, al igual que en el ganado. La enfermedad es producida por un protozoario microscópico denominado Toxoplasma gondii, que pertenece a la misma familia de los parásitos que producen la coccidiosis intestinal en cabritos y corderos. Los felinos como los gatos domésticos, gatos silvestres, pumas, linces, etc. son los huéspedes definitivos, es decir quienes mantienen y difunden la enfermedad en la naturaleza.

Los huéspedes intermediarios como caprinos, ovinos, bovinos, aves, roedores y el ser humano son los que sufren la enfermedad. En el intestino de los felinos los parásitos se reproducen y diariamente con la materia fecal son eliminados millones de huevos llamados ooquistes, los cuales quedan en el ambiente, principalmente en pastos, forraje almacenado, agua y tierra. Al ingerir estos alimentos los ovinos y caprinos se pueden infectar. El ser humano se puede contagiar la Toxoplamosis por comer alimentos frescos de la huerta como verduras y frutas sin lavar o mal lavadas, contaminadas con heces de gatos, o por comer carne jugosa o poco cocida de ovinos y caprinos con quistes en los músculos. En la Figura 1 se pueden observar cuáles son las formas de contagio más comunes tanto para ovejas, cabras y humanos. Los animales se infectan al ingerir pasto, alimento balanceado, pellets, fardos, el agua de bebida, etc. que están contaminados por materia fecal de gatos o felinos infectados

 

Fuente: Carlos Robles*, Agustín Martínez INTA EEA Bariloche, Área de Producción Animal, Grupo de Salud Animal *robles.carlos@inta.gob.ar