APORTACIONES CIENTIFICAS - TECNÓGICAS DEL INIFAP PARA EL CAMPO TABASQUEÑO

Publicado por: Berenice Díaz Montejo, el día 2019-04-09, a las 16:58:21

Por Dr. Jorge Martínez Herrera Director De Coordinación Y vinculación Del Inifap En Tabasco/ martinez.jorge@inifap.gob.mx
Agro región

El Campo Experimental Huimanguillo (CEHUI) inició actividades en 1979 con recursos del Programa de Desarrollo Integral del Trópico Húmedo. Inicialmente se trabajó en el área agrícola (Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas o mejor conocido como INIA) con oficinas en el municipio de Huimanguillo, y brigadas en Comalcalco y Teapa. Las instalaciones que se utilizan en la actualidad fueron entregadas por el entonces presidente de la República Lic. José López Portillo en el año de 1981.

La Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH) inició un proceso de Reestructuración en el que se crearon las condiciones para la fusión del INIA, el INIF y el INIP. Este proceso culminó el 23 de agosto de 1985 con la creación del INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES,AGRÍCOLAS Y PECUARIAS, como un Órgano Administrativo Desconcentrado (OAD) dependiente de la SARH.

Posteriormente el 16 de junio de 2003, fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la resolución de reconocimiento como Centro Público de Investigación (CPI), emitida por el titular de la SAGARPA. De esta manera, el INIFAP tiene acceso a los beneficios que otorga la Ley de Ciencia y Tecnología, entre ellos una mayor autonomía de decisión técnica, operativa y administrativa.

El C.E. Huimanguillo, es uno de los seis campos experimentales que forman la Región Golfo Centro del INIFAP (CIRGOC), y siendo el único en donde se realizan investigaciones en el Sector Forestal, Agrícola y Pecuario, su sede se ubica en el km 1 de la carretera Huimanguillo-Cárdenas y cuenta con el Sitio Experimental Pichucalco y dos estaciones experimentales “El Guacamote” y “Valentín Gómez Farías”, su área de influencia es el estado de Tabasco y norte de Chiapas. El C.E. Huimanguillo cuenta con banco de germoplasma de cacao, de yuca, de forrajes, hule y palma de aceite, estos dos últimos localizados en el predio Valentín Gómez Farías.

CONTRIBUCIÓN AL CAMPO

El INIFAP, en el estado de Tabasco, ha contribuido en gran manera y una de las más recientes al sector Forestal son: la selección de clones de hule de alta productividad como: IAN-873, IAN-710, RRIM-600, GU-204, PB-5/51 Y PB-5/63. Es importante, mencionar que gran parte de las plantaciones de hule que hay actualmente en el estado provienen de los bancos de yemas del INIFAP, de la estación de Centro Sierra.

Además, se ha participado de manera activa a través de los programas de Extensionismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), en transferir la tecnología en la propagación de materiales, establecimiento, manejo de plantaciones, pica en alto y uso de estimulantes.

Por su parte, dentro de las contribuciones agrícolas están: El Híbrido de coco resistente al amarillamiento letal y alta productividad conocido como “Hibrido Chactemal” que es la cruza malayo enano por alto de Michoacán; la tecnología fue desarrollada por el INIFAP y se encuentra siendo utilizada por la Hacienda Campo Real y Anexos actualmente en Comalcalco.

Desde hace más de 30 años el INIFAP ha colectado germoplasma autóctono de Cacao y ha introducido materiales de cacao de Centro América y Sudamérica con el objetivo de aprovechar las cualidades de importancia agronómica dirigida hacia el rendimiento, resistencia a enfermedades como la mancha negra y moniliasis, así como la calidad organoléptica del grano. Actualmente el instituto en este año ha registrado ante el SNICS cuatro híbridos para rendimiento, resistencia a enfermedades y calidad de grano denominados: “Cacao Olmeca”; “Cacao Chak”; Cacao Canek” y “Cacao Tabscoop” y en proceso de registro otros cuatro materiales.

En 1993 en Tabasco se iniciaron los trabajos de mejoramiento genético con la selección de genotipos de papayas criollas, comerciales e híbridos avanzados, los cuales se sometieron a diferentes pruebas agronómicas, de calidad y plagas y enfermedades, entre otras. Dando como resultado el registro de dos híbridos de papaya “Azteca” y “MSXJ”, además de dos nuevas variedades de papaya BS y BS2. Estos materiales presentan las siguientes ventajas comparadas con la variedad Maradol como la resistencia a carpeloidia, a plagas y enfermedades, mayores rendimientos de fruto por hectárea (117 ton/ha), mayor vida de anaquel, mayor dulzor y calidad.

Respecto al cultivo del arroz, en la región del Sureste con clima tropical húmedo, donde se ubican los estados de Veracruz, Tabasco, Campeche, Chiapas y parte de Oaxaca, el INIFAP ha generado variedades aptas para cultivos en condiciones de temporal, con el propósito de solucionar una serie de problemas como susceptibilidad a plagas y enfermedades, falta de tolerancia a sequía, susceptibilidad al acame, y bajo índice de cosecha.

De 1971 a la fecha, se han liberado las variedades Grijalva A-71, Macuspana A-75, Cárdenas A-80, Campeche A-80, Palizada A-86, Huimanguillo A-88, Cotaxtla A-90, Loma Bonita A-92, Sabanero A-95, Temporalero A-95, Milagro Filipino Depurado, El Silverio y Choca A05 para el trópico húmedo. El INIFAP, cuenta con un banco de germoplasma de yuca como se mencionó anteriormente, dentro del cual, se encuentran las variedades “Sabanera”, “Costeña”, “Esmeralda”, “Criolla”, entre otras.

Actualmente, estas variedades están siendo utilizadas por productores del municipio de Centla y Huimanguillo, así como el paquete tecnológico, con excelentes resultados para su consumo en fresco y obtención de harina. La Sabanera, Costeña y Esmeralda son las variedades de yuca que se recomienda cultivar en la región de la sabana de Huimanguillo, debido a que son tolerantes a plagas y enfermedades y al alto rendimiento de raíz.

En Tabasco la citricultura es una de las actividades económicas de mayor relevancia, con alrededor de 15,476 hectáreas establecidas en la zona de la sabana del municipio de Huimanguillo. Algunos problemas fitosanitarios y comerciales que se presentan son: aparición de nuevas plagas y enfermedades; caída drástica del precio del producto durante casi todo el año; los productores desatienden el manejo de sus huertas lo que afecta el rendimiento y la calidad de sus cosechas.

El CEHUI, ha generado la tecnología y desarrollado algunos patrones para injertarse con limón Persa y naranja Valencia que se han adaptado a las condiciones de los suelos ácidos de la región como los de la sabana de Huimanguillo siendo: C.C-35, L. Rangpuor; C. Swingle y que también son tolerantes al virus de la tristeza de los cítricos.

También el CEHUI, ha generado la tecnología de producción para cultivos de maíz, frijol, chigua, soya y, sorgo; en este sentido, en el caso de maíz forrajero se sugiere la siembra de los híbridos H-520 común y H-564C de alta calidad de proteína en el grano y la variedad VS-536 común en donde se puede obtener hasta 50 ton/ha. En cambio, para maíz grano, se recomiendan las híbridos y materiales H-520, VS 536, H-564C, el rendimiento estimado es de 5.5 ton/ha, al aplicar el paquete tecnológico propuesto por INIFAP.

También ha ensayado con diferentes materiales de frijol, para su adaptación en el estado. Dentro de las variedades de frijol que se recomiendan para Tabasco están: Negro Huasteco-81, Negro INIFAP, Negro Veracruz, Negro Tacaná, Negro Cotaxtla-90, Negro Tropical, Negro Jamapa, y Negro Comapa.

Respecto a la palma de aceite, en 1996, el gobierno federal estructuró un proyecto visionario y las primeras plantaciones se hicieron en 1997 en los estados de Chiapas y Campeche. Posteriormente se incorporaron los estados de Tabasco y Veracruz en 1998. El estado de Tabasco cuenta con una superficie plantada de 20,000 ha, de las cuales están en producción 13,310 ha, generando un volumen de la producción de 185,868 t cuyo valor de producción es de 282.38 millones de pesos (mdp).

La producción desarrollada está concentrada principalmente en los municipios de Balancán, Centro, E. Zapata, Jalapa, Macuspana, Tacotalpa, Teapa y Tenosique. La superficie con alto potencial edafoclimático en Tabasco es de 144,550 ha.

Las variedades que han sido evaluadas y recomendada por el INIFAP para el estado de Tabasco, con resultados aceptables se encuentran Híbridos Ténera: Deli x Yangambi, Deli x Nigeria, Deli x Lamé y Deli x Ghana. Por otra parte, en el sector pecuario, el CEHUI, ha generado diferentes tecnologías como: “Alimentación, Establecimiento y Conservación de Forrajes y Alternativas Nutricionales en Bovinos Productores de Leche en el Trópico”; “Administración de ranchos pecuarios con base al uso de registros técnicos y económicos”; “Tecnología para la mejora continua de la calidad higiénico sanitaria de la leche de vaca”; también “Evaluación y producción de gramíneas y leguminosas forrajeras”; “Modelo GGAVATT para la validación y transferencia de tecnología pecuarias”; entre otras contribuciones al estado de Tabasco.

La tecnología que se genera se pone a disposición de productores, estudiantes y profesionistas del sector Agropecuario a través de publicaciones técnicas disponibles en el Campo Experimental Huimanguillo.

Finalmente, también se ofrecen los siguientes servicios: Diagnóstico nutrimental de suelos y plantas, Análisis de suelo, planta y agua; Producción de plantas de hule y cacao; Paquetes tecnológicos para diferentes sistemas producto tanto agrícolas, pecuarios y forestales, Capacitación, validación y transferencia de tecnología en diferentes cultivos y ganadería, Venta de publicaciones, Evaluación agronómica de variedades de maíz, sorgo y forrajes tropicales y Análisis fitopatológico de plantas.