Acuacultura

Desarrollan tecnología en cultivo de especies acuáticas: UJAT

  • A 32 años de haber iniciado operaciones, el Laboratorio de Acuicultura Tropical (LAT) su objetivo es continuar con la investigación básica y su aplicación a fin de realizar un manejo sustentable de las especies a través de su cultivo

 

 

Carlos Alfonso Alvarez-González, Salomón Páramo-Delgadillo, Rafael Martínez-García.

DACBiol-UJAT

Agro Región

 

La Universidad Juárez Autónoma de Tabasco inicia la actividad en las ciencias biológicas con el Instituto de Biología en septiembre de 1979.  Éste integra a tres departamentos, entre ellos el de Hidrobiología que sustenta una línea terminal del programa académico de la licenciatura en Biología que comienza a impartirse en 1982 y considera a la acuacultura como una rama de interés para su desarrollo.

Uno de sus objetivos es conocer la biología de los recursos acuáticos de Tabasco y su aplicación. Se comienza a estudiar al langostino de rio (Macrobrachium acanthurus), a las mojarras paleta (Vieja synspila),  castarrica (Mayaheros urophthalmus) y el pejelagarto (Atractosteus tropicus), así como fuentes alternativas de uso en alimentación de especies acuáticas. Se inician experiencias de reproducción de estas especies y se establece un laboratorio de acuacultura en 1984. Por primera vez se logra la reproducción en cautiverio del pejelagarto en estanquería rústica en  1989.

Posteriormente el Laboratorio de Acuicultura Tropical (LAT), durante un tiempo denominado ACUARIO, de la División Académica de Ciencias Biológicas, incorpora en las alternativas de trabajo a otras mojarras, la tenguayaca (Petenia splendida), la paleta (V. bifasciata). En 2003 se crea el Cuerpo Académico “Biología y Manejo de Organismos Acuáticos” logrando su consolidación en 2013 al considerarse un grupo de Profesores-Investigadores de alta productividad ante el Programa para el Desarrollo Profesional Docente de la Secretaría de Educación Pública. En 2007, el LAT es nombrado Centro de Excelencia en Acuacultura por la USAID-CRSP Aquafish por los logros alcanzados en las investigaciones para el cultivo de peces. Los siguientes estudios se enfocaron al entendimiento de los ciclos reproductivos para cada una de las especies de importancia comercial, siendo el pejelagarto la primera donde se logró cerrar su ciclo de producción, de tal manera que en la actualidad se cuenta con 16 centros de producción de semilla y engorda en Tabasco, Chiapas, Campeche, Veracruz y Estado de México. Cabe mencionar que el cultivo comercial ha sido exitoso al lograrse transferir la tecnología por medio del extensionismo al sector rural a través del diseño e instalación de laboratorios en comunidades rurales para proveer juveniles a los productores de la región, la capacitación de campesinos y grupos indígenas, la implementación de talleres in y ex situ, de tal manera que se incremente la participación del sector rural en la producción de peces dulceacuícolas, así como la vinculación que actualmente se ha logrado por medio del Programa de Estímulos a la Innovación del CONACyT. Por otra parte, los estudios en cíclidos nativos también han permitido que se cuente con la tecnología para su producción; sin embargo, son muy pocos los productores interesados en cultivarlas, particularmente por ser especies que, aunque alcanzan tallas grandes, tardan alrededor de 2 a 2 años y medio en obtenerla, aunque se debe mencionar que existen al menos cuatro centros de producción de alevines, los cuales han permitido realizar programas de repoblamiento con el fin de conservarlas. Adicionalmente a estos trabajos, se inicia en 2012 las investigaciones para la optimización de los sistemas de producción a través de la transferencia de tecnologías de sistemas integrados, por medio del uso del agua de los sistemas de acuicultura para su limpieza en sistemas acuapónicos utilizando hortalizas.

En 2010 se gestiona la adquisición de un terreno con 2 ha en la comunidad de Jalapita, Centla donde se instala la Estación de Acuicultura Marina iniciando los estudios sobre la reproducción y producción de juveniles de robalos (Centropomus undecimalis, C. parallelus y C. poeyi), así como la adaptación de pargos al cautiverio (Lutjanus spp). De esta forma, el LAT tiene como objetivo primordial desarrollar la biotecnología para su cultivo de peces marinos en diversos sistemas, Por lo que la incursión en la piscicultura marina inicia a través de la colaboración con otras instituciones nacionales como la UNAM, el CIAD y el CIBNOR, así como el financiamiento obtenido por diversas instancias como CONAPESCA-SAGARPA, la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental (Sernapam) y el Programa de Corredores Biológicos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO); así como la inversión de la propia universidad para lograr crear el primer Laboratorio de Producción de Crías de Peces Marinos en Tabasco.

En otro orden de ideas, en 2011 se inician los estudios para el desarrollo del cultivo del langostino pigua (Macrobrachium carninus) por medio de la colaboración con diversas instituciones internacionales como son el Instituto Tecnológico de Bandung en la India, la Universidad de Negev en Israel, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, de la Universidad Estatal Paulista “Julio de Mesquita Filho” (UNESP) y la Universidad Federal Rural de Pernambuco; de esta forma, se ha logrado producir postlarva a partir de organismos silvestres, además de lograr la reproducción de forma controlada, con lo que se han realizado dos liberaciones de organismos, la primera en las márgenes del río Usumacinta, a la altura del ejido Boca del Cerro de Tenosique y la segunda en los Aztlanes, municipio de Centro.

Como parte de las investigaciones realizadas por parte del LAT en 2012 se crea la Unidad para Manejo y Preservación de Recursos Genéticos Acuáticos a través del Subsistema Nacional de Recursos Genéticos Acuáticos (SUBNARGENA), con la coordinación del CICESE y financiado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y a través de la Dirección General de Vinculación y Desarrollo Tecnológico y del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), que tiene como objetivo localizar, recolectar, conservar (de forma in situ, ex situ invivo y ex situ in vitro), y caracterizar genéticamente el germoplasma de organismos acuáticos de interés biológico o comercial y que son declarados como una prioridad para la nación, con lo que el LAT se encuentra a la vanguardia en la conservación de especies acuáticas.

Considerando lo anterior, a 32 años de su formación, los investigadores del LAT han logrado sentar las bases para el desarrollo de la acuicultura, no solo del estado, sino de la región Sureste de México, de esta forma se mantiene un alto compromiso institucional para continuar con la investigación básica y su aplicación a fin de realizar un manejo sustentable de las especies acuáticas a través de su cultivo y con ello, proveer de alimentos altamente nutricionales y fomentar la Seguridad Alimentaria necesaria para el bienestar de la población.

 

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribase para leer la edición digital

Síguenos en Twitter

Powered by themekiller.com